0

Carrito

Category

Destinos

Algunos destinos donde me he perdido y encontrado. Lugares, territorios y rincones del mundo, de cerca y lejos, que he podido explorar en algún momento.

Un Museo del Perfume escondido entre bastidores

Museu del Perfum

RESUMEN

«El Museu del Perfum fue creado en 1963 por Ramon Planas. Aunque en realidad podría decirse que no es un museo, es una colección personal a la que te permiten acceder. Hazlo con cariño. En ella se recogen piezas de mucho valor, recopiladas a lo largo de los años por su fundador.»

DATOS DE INTERÉS

Se exponen desde recipientes egipcios, griegos, etruscos, romanos, árabes y de otras antiguas culturas, pasando por los esencieros, perfumadores y frascos para perfumes de todas las épocas, hasta perfumes actuales. Lo podrás encontrar en Passeig de Gràcia. Web: MuseudelPerfum.com

Un Museo del Perfume escondido entre bastidores

El Museo del Perfume de Barcelona: Un museo escondido entre bastidores: para entrar, tendrás que preguntar por él

 

En el corazón de Barcelona, casi ocultándose de las visitas y las miradas, existe una estancia repleta de frascos, de relatos, de leyendas, un escondite con las vitrinas desbordantes, una sala donde se hacinan ordenados miles de frascos que contienen la historia del perfume.

El Museu del Perfum, creado en 1961 por Ramón Planas, se encuentra en Passeig de Gràcia, 39, dentro de la Perfumería Regia. Para poder visitarlo has de pedir acceso a cualquier dependiente, que te cobrará la entrada pertinente, y no tener muchas expectativas –como he comentado es una sala con muchas vitrinas y muchos envases de perfume–. Más que un museo, es una gran colección.

Museu del Perfum

Pero no te dejes engañar por lo parco de la localización: esas vitrinas contienen la historia del perfume. Pese a no haber libreto, folleto o guía de lo expuesto, salvo cuatro carteles en los estantes), lo que allí se puede ver es de una gran riqueza histórica, social y arqueológica.

La exposición empieza a mano derecha, al contrario de las agujas del reloj, por el Antiguo Egipto y el Imperio Romano y va saltando de épocas para llegar hasta la actualidad. En la web comentan que cuentan con un fondo de más de cinco mil piezas entre frascos antiguos y modernos, a parte de miniaturas, catálogos, etiquetas y material publicitario antiguo… y me lo creo porque las vitrinas están saturadas de todo tipo de objetos relacionados con el perfume.

Hay que entender también la distribución que han realizado, imagino que siguiendo los deseos de su dueño y también intentando gestionar el espacio, que no les da para extenderse. La colección se divide en dos partes: la primera dedicada a vasos, perfumadores, ungüentarios, esencieros y otros recipientes según un orden cronológico y de lugares geográficos, y la segunda, de frascos de la perfumería industrializada, que va desde mitad del siglo XVIII hasta hoy, agrupados por marcas comerciales.

El futuro del Museo del Perfume

Pese a una urgente y necesaria intervención que pueda ubicar la colección en un lugar digno y donde pueda apreciarse cada pieza, su estado salvaje no deja de ser atractivo: es como ver un cajón de sastre de curiosidades de un enamorado del perfume.

La exposición acaba con una vitrina mostrador (que también te encuentras nada más entrar) donde se guardan decenas de polveras y sobre la que hay un álbum de fotos firmadas por perfumistas conocidos.

Es una lástima el tosco estado de preservación de las piezas, pero vale la pena entrar al olvidado Museu del Perfum de Passeig de Gràcia y aprender, y en algunos casos recordar, la historia del perfume.

Ramon Planas nació en 1920 y falleció en 2011. Originalmente fue letrado –se licenció en Derecho en la Universidad de Barcelona-. En 1945 se casó con Mª Encarnación Giralt, hija de Josep Giralt, fundador de Regia en 1928, y más tarde, en 1950, entró como socio de la empresa. Planas ha sido uno de los grandes perfumistas españoles.

Mira todas las fotos

Haz click para verlas en grande:

De todas las fotos ©ExpeditionDiary

El Gabinete Salvador del Institut Botànic de Barcelona

RESUMEN

«El Museu del Perfum fue creado en 1963 por Ramon Planas. Aunque en realidad podría decirse que no es un museo, es una colección personal a la que te permiten acceder. Hazlo con cariño. En ella se recogen piezas de mucho valor, recopiladas a lo largo de los años por su fundador.»

DATOS DE INTERÉS

http://museuciencies.cat/es/area-cientifica/col·leccions/gabinet-salvador/http://www.ibb.bcn-csic.es/es/documentacio/gabinet-salvador/

El Gabinete Salvador del Institut Botànic de Barcelona

El Museo del Perfume de Barcelona: Un museo escondido entre bastidores: para entrar, tendrás que preguntar por él

 

En el corazón de Barcelona, casi ocultándose de las visitas y las miradas, existe una estancia repleta de frascos, de relatos, de leyendas, un escondite con las vitrinas desbordantes, una sala donde se hacinan ordenados miles de frascos que contienen la historia del perfume.

El Museu del Perfum, creado en 1961 por Ramón Planas, se encuentra en Passeig de Gràcia, 39, dentro de la Perfumería Regia. Para poder visitarlo has de pedir acceso a cualquier dependiente, que te cobrará la entrada pertinente, y no tener muchas expectativas –como he comentado es una sala con muchas vitrinas y muchos envases de perfume–. Más que un museo, es una gran colección.

Museu del Perfum

Pero no te dejes engañar por lo parco de la localización: esas vitrinas contienen la historia del perfume. Pese a no haber libreto, folleto o guía de lo expuesto, salvo cuatro carteles en los estantes), lo que allí se puede ver es de una gran riqueza histórica, social y arqueológica.

La exposición empieza a mano derecha, al contrario de las agujas del reloj, por el Antiguo Egipto y el Imperio Romano y va saltando de épocas para llegar hasta la actualidad. En la web comentan que cuentan con un fondo de más de cinco mil piezas entre frascos antiguos y modernos, a parte de miniaturas, catálogos, etiquetas y material publicitario antiguo… y me lo creo porque las vitrinas están saturadas de todo tipo de objetos relacionados con el perfume.

Hay que entender también la distribución que han realizado, imagino que siguiendo los deseos de su dueño y también intentando gestionar el espacio, que no les da para extenderse. La colección se divide en dos partes: la primera dedicada a vasos, perfumadores, ungüentarios, esencieros y otros recipientes según un orden cronológico y de lugares geográficos, y la segunda, de frascos de la perfumería industrializada, que va desde mitad del siglo XVIII hasta hoy, agrupados por marcas comerciales.

El futuro del Museo del Perfume

Pese a una urgente y necesaria intervención que pueda ubicar la colección en un lugar digno y donde pueda apreciarse cada pieza, su estado salvaje no deja de ser atractivo: es como ver un cajón de sastre de curiosidades de un enamorado del perfume.

La exposición acaba con una vitrina mostrador (que también te encuentras nada más entrar) donde se guardan decenas de polveras y sobre la que hay un álbum de fotos firmadas por perfumistas conocidos.

Es una lástima el tosco estado de preservación de las piezas, pero vale la pena entrar al olvidado Museu del Perfum de Passeig de Gràcia y aprender, y en algunos casos recordar, la historia del perfume.

Ramon Planas nació en 1920 y falleció en 2011. Originalmente fue letrado –se licenció en Derecho en la Universidad de Barcelona-. En 1945 se casó con Mª Encarnación Giralt, hija de Josep Giralt, fundador de Regia en 1928, y más tarde, en 1950, entró como socio de la empresa. Planas ha sido uno de los grandes perfumistas españoles.

Mira todas las fotos

Haz click para verlas en grande:

De todas las fotos ©ExpeditionDiary

Deyrolle, la maison naturalista resurgida de sus cenizas

«Deyrolle es una tienda y un gabinete de curiosidades, referencia en el mundo de la taxidermia, la entomología y las ciencias naturales. Actualmente está enfocada a la divulgación y al arte. Sus piezas animales están cuidadosamente escogidas y no se sacrifican, sino que se trabajan con ellas tras un fallecimiento natural.»

 

Datos de interés
Deyrolle (en el 7º distrito de París)

Web: Deyrolle.com
Instagram: @deyrolle.officiel
Twitter: @deyrolle_paris

 

 

[av_image src=’http://expeditiondiary.com/wp-content/uploads/2017/10/Expedition-Diary_enclaves-241×300.png’ attachment=’3400′ attachment_size=’medium’ copyright=» caption=» styling=» align=’center’ font_size=» overlay_opacity=’0.4′ overlay_color=’#000000′ overlay_text_color=’#ffffff’ animation=’no-animation’ hover=» appearance=» link=» target=» id=» custom_class=» av_element_hidden_in_editor=’0′ av_uid=’av-k7w3ls06′ admin_preview_bg=»][/av_image]

Deyrolle, la maison naturalista resurgida de sus cenizas

Como un fénix, tras haber sido quemada, sigue en pie y crece una de las casas de taxidermia más interesantes y relevantes del 1800 parisino.

Deyrolle es una tienda peculiar en París. Ya desde fuera sabes que algo asombroso va a haber dentro y al atravesar sus puertas acristaladas apareces en otra época, concretamente en la mitad del siglo XIX.

En 1831 Jean-Baptiste Deyrolle desarrolló un negocio basado en la venta de insectos y equipos de caza para las colecciones de Historia Natural, una moda de la época con numerosos adeptos cautivados por el exotismo de los viajes exploratorios y el coleccionismo de lo extraño. Al poco, su hijo Aquiles empezó a formar parte del negocio y se especializaron también en taxidermia, materia en la que el padre era experto.

El interior de la tienda naturalista Deyrolle en París35 años más tarde, en 1866, Émile, nieto de Jean-Baptiste, se hizo con la maison Deyrolle justo cuando se vivía una verdadera fiebre por el naturalismo. Expertos, principiantes, científicos, viajantes y curiosos se abocaron al arte de coleccionar diferentes pedazos de la naturaleza. Así, tuvieron claro que para potenciar su negocio tenían que formar a los clientes más inexpertos, y empezaron con una labor pedagógica digna de cualquier instituto o centro de estudios naturales, y proporcionar a los entendidos todo el apoyo técnico requerido, publicando y vendiendo libros especializados sobre fauna y flora, así como material didáctico traído de otros continentes.

Es en 1888 cuando Deyrolle aterriza en su emplazamiento habitual, el 46 rue du Bac, y acaba de consagrarse como casa de referencia mundial, conteniendo colecciones de minerales, conchas, mariposas e insectos, plantas y hierbas, osteología, validadas por un equipo de académicos y científicos adscritos a la casa, y vendiendo equipos de recogida de zoología, botánica y preparaciones microscópicas.

Actualmente Deyrolle es lo más parecido al paraíso para aquellos que nos gustan las rarezas y que sentimos admiración por la historia de la ciencia, así que no es difícil imaginar que aquellas mismas salas eran paseadas y admiradas por personalidades, artistas y curiosos que se dejaban enamorar por una atmósfera singular.

Los nuevos tiempos en Deyrolle

Desgraciadamente, el negocio cayó en tiempos oscuros y entró en declive año tras año, hasta que en 2001 Louis Albert de Broglie, junto a su equipo, lo compró y lo renovó para devolverle el esplendor que había tenido en otras épocas. Así, reedita y vuelve a comercializar las viejas tablas y colecciones. Y, pese a no ser un camino fácil (en febrero de 2008 se cruza en su travesía un cruel incendio que devasta el 90% de las colecciones), encuentra a numerosos amigos, simpatizantes y clientes dispuestos a hacer que Deyrolle no desaparezca y que brille de nuevo.

Deyrolle es lo más parecido al paraíso para aquellos que nos gustan las rarezas y que sentimos admiración por la historia de la ciencia

Los tiempos modernos también traen ideas modernas: en Deyrolle, ningún animal se mata para ser naturalizado ya que los animales provienen de zoológicos, circos o criaderos en los que mueren de vejez o enfermedad. Y todos cuentan con trazabilidad y se gestionan de acuerdo con la Convención de Washington (CITES).

Pasear por el inmenso gabinete de curiosidades que es Deyrolle, escuchar la madera crujir bajo tus pies, observar láminas, cajas, libros, animales (más arriba de lo que la vista puede alcanzar), es un estímulo para el cerebro que corre deprisa en busca de datos y ordena información, un desasosiego para el bolsillo y un deleite para el corazón conmovido por el esplendor de otras épocas y su espíritu ilustrado y bohemio.

alt=

De todas las fotos ©ExpeditionDiary